Somos un Centro de formación de Partería en la tradición establecido en la ciudad de Oaxaca desde el año 2004. Es una formación de tres años guiada por maestras parteras. Si sientes el llamado de la partería contáctanos.

Es así como se fue creando un modelo educativo innovador y único en América Latina, integrando ciencia (conocimiento y técnica), arte (combinación de creatividad, intuición y criterio), tradición (rituales culturales y conocimientos ancestrales de las leyes y elementos de la naturaleza) y espiritualidad (visión del parto y nacimiento como momentos sagrados).

- Integra una visión intercultural porque la tradición es característica de cada cultura en una sinergia constante de contacto e interrelación;
- Tiene una visión de género, ya que la partera lidia constantemente con los efectos que los roles y estereotipos culturales alrededor de ser mujer y hombre tienen sobre la salud reproductiva;
- Y una visión de derechos sexuales y reproductivos de las mujeres (tanto en su relación de pareja como en la relación con los servicios de salud).

Oaxaca es un estado de alta complejidad y diversidad cultural, ya que en su territorio conviven 16 pueblos indígenas. Tres de las lenguas indígenas más importantes son habladas por más de cien mil personas: Zapoteco (34.5%), Mixteco (22.3%) Mazateco (14.7%).

Según datos del Banco Mundial en los municipios con más de 70% de población indígena residen el 80% de las personas en pobreza extrema del país. La gran desigualdad que en materia de salud padece la población indígena tiene múltiples causas y se manifiesta en todas las dimensiones de la vida social.

Las reforma al Artículo 2° Constitucional reconoce a México como nación pluricultural y garantiza el derecho de los pueblos y las comunidades indígenas a preservar y enriquecer sus lenguas, conocimientos y todos los elementos que constituyan su cultura e identidad, asegurar el acceso efectivo a los servicios de salud, aprovechando la medicina tradicional.

- El modelo de partería en la tradición se fundamenta en la premisa de que la gestación, el parto y el nacimiento son acontecimientos saludables y fisiológicos de la vida con una dimensión espiritual.

- Concibe la atención desde un punto de vista integral incorporando conceptos, destrezas y conocimientos procedentes de una variedad de ciencias ancestrales y actuales junto con las consideraciones éticas sobre la salud y los derechos sexuales y reproductivos.

- Confía en la capacidad del cuerpo de las mujeres para dar a luz y ofrece un cuidado personalizado, continuo y no autoritario, anticipador y flexible, basado en la toma de decisión informada, respetuoso de la diversidad cultural, centrado en la mujer, consciente de los aspectos físicos, emocionales, psico-sociales y sexuales del embarazo, parto y nacimiento.

- Considera que la partera es la proveedora más adecuada para la atención durante el embarazo, parto y posparto ya que se trata de un proceso fisiológico y de una experiencia profunda de mucha trascendencia para la mujer, su familia y la comunidad, en el que la mujer es la protagonista.

- Este modelo se inscribe en un movimiento mundial por los derechos y el respeto al nacimiento en donde la familia protagoniza su parto en un ambiente tranquilo y cálido junto con las personas por las que desea estar acompañada.

- Cuenta con información certera y trato respetuoso y propicia que se viva una experiencia consciente, digna y profunda.

La formación se basa en la educación participativa, partiendo de lo que la gente sabe, vive, siente y de las situaciones y problemas que enfrenta en su vida personal y en el trabajo comunitario; se desarrolla en un proceso sistemático, progresivo y al ritmo de las participantes, descubriendo los elementos teóricos, regresando siempre a la práctica.

Las aprendices son proveídas con herramientas que les sirvan para desarrollar actitudes, conocimientos y habilidades, es decir competencias para ser aplicadas de manera oportuna y pertinente en el contexto cultural del que forman parte.

El enfoque promueve un perfil en el cual la aprendiz mantiene el arraigo en su comunidad y una fuerte vocación de servicio favoreciendo con ello, la participación comunitaria tanto de las familias como de las autoridades. Al mismo tiempo, posee las destrezas para proporcionar una atención calificada durante el ciclo reproductivo. Nos enfocamos principalmente en formar personal de salud de primer nivel, que realiza su trabajo en zonas rurales e indígenas, colonias y barrios; privilegiando como lugar de atención la casa, las casa de nacimiento y los centros de salud.

El modelo de formación, aunque está estructurado sobre la base de un plan de estudios, valora mucho la transmisión oral de conocimientos de partera a partera y el entorno cultural de cada aprendiz. Es por eso que, además de contar con la enseñanza de parteras con mayor experiencia junto con otras especialistas, cada alumna debe contar con el acompañamiento de una partera madrina, tutora y acompañante durante el proceso de formación e incluso después de éste. La madrina es una partera de reconocida experiencia que vive en la localidad de la aprendiz o en localidades cercanas y su función es la de enlazar los conocimientos adquiridos con los valores y prácticas del contexto cultural y social, en un continuum cultural.

La duración es de 3 años, 1560 horas divididas en un 50% de forma presencial con 780 horas de enseñanza en círculos de aprendizaje) y 50% de forma no presencial con 780 horas dedicadas a: proyectos formativos en la comunidad, prácticas clínicas y formación con parteras tradicionales, entrevistas, visitas, gestión con autoridades y terapeutas tradicionales, trabajo con grupos de mujeres (talleres y pláticas, asesorías en nutrición, lactancia, salud infantil, anticoncepción, salud y derechos reproductivos), investigaciones relacionadas con la partería.

La formación se basa en el trabajo grupal e individual: el grupo favorece la socialización, facilita el aprendizaje, el compartir, el cambio de actitudes y la toma de conciencia. El trabajo individual se basa en la relación directa con la persona guía y con el equipo de asesoras, la elaboración de tareas, las cuales son orientadas hacia la solución de problemas, estudios de caso y a la reflexión personal. Incluye: a) 18 Círculos de aprendizaje: talleres presenciales con una inmersión de 6 días completos durante 8 horas diarias, según un calendario que se define al inicio de cada año (45 horas a la semana). b) Asesorías: Se mantiene el contacto y asesoría permanente con el grupo y los/las asesores a través del uso del internet y de las redes sociales, lo que ha permitido hasta ahora, no sólo apoyar en proceso formativo de las estudiantes desde su comunidad o región, sino promover el aprendizaje autónomo de las mismas. c) Experiencias compartidas: cada aprendiz se vincula con las parteras, médicos tradicionales y personal de salud de su comunidad o comunidades cercanas, con el fin de enlazar sus conocimientos con los valores y prácticas del contexto cultural y social y de establecer un vínculo. d) Tareas individuales y grupales: permiten la reflexión y una mejor integración entre los nuevos conocimientos y la experiencia personal. e) Prácticas comunitarias con mujeres embarazadas, atención de partos y consultas post parto supervisadas por la partera “madrina”. f) Prácticas en centros de salud: por medio de acuerdos con la Secretaría de Salud, se estructura un plan para prácticas en centros de salud y CESSAs.

Requisitos: - Edad mínima 18 años. - Nivel de escolaridad básico o medio superior. - Tener algún vínculo con una partera en la tradición. - Buen estado de salud. - Presentar la solicitud de admisión. - Aprobar el test de aptitudes y el proceso de selección de candidatas. - Contamos con un número limitado de becas parciales o totales para mujeres indígenas o de muy escasos recursos. Para poder beneficiarse con una beca es necesario hacer la solicitud correspondiente y presentarla a la dirección de Luna Llena: luna.llenaoaxaca@gmail.com.

Luna Llena a la fecha

 

  • El Centro de Iniciación - Luna Llena cuenta con el reconocimiento por parte de la Secretaría del Trabajo y Prevención Social con el registro NLU-041020-PZA-0013 y otorga un diploma avalado por la Red Internacional de Educadoras en Partería en la Tradición.

 

  • Se relaciona con la RELACAHUPAN (Red Latino Americana y del Caribe para la Humanización del Parto y Nacimiento) y forma parte de la Red Internacional de Educadoras en Partería en la Tradición.

 

  • A través de la presentación de proyectos, ha recibido apoyos financieros, de: Fondo Canadá, Fundación APIA, Fundación MacArthur, Instituto Nacional de las Mujeres, Instituto Nacional para el Desarrollo Social, Semillas-Sociedad Mexicana Pro Derechos de la Mujer, A.C.

 

  • A la fecha el Centro de Iniciación cuenta con 22 tituladas de los primeros dos ciclos de formación, más 12 aprendices que están concluyendo la tercera generación.

Si deseas más información, no dudes en contactarnos al teléfono 951 - 1173627, o mandarnos un correo electrónico a nuevelunasparteras@gmail.com

También puedes escribirnos desde aquí  ↓